Alcántara y Tajo Internacional

Alcántara y Tajo Internacional

Si buscas contrastes, este es tu sitio. Un municipio tomado por una Orden de Militares que se funde con un remanso de paz en el que la naturaleza lleva la voz cantante.

  1. Explora
  2. Alcántara y Tajo Internacional

Alcántara y Tajo Internacional

Guerra y paz


  • Si buscas contrastes, este es tu sitio. Un municipio tomado por una Orden de Militares que se funde con un remanso de paz en el que la naturaleza lleva la voz cantante.

    A orillas del río Tajo te espera Alcántara, un enclave al filo de Portugal y repleto de historia. En ella dejaron huella el hombre prehistórico, los romanos y los árabes. Pero los que sin duda dejaron mayor impronta en Alcántara fueron los caballeros de la Orden Militar de San Julián Pereiro, que se instalaron en este municipio dotándolo de importancia durante varios siglos. Desde entonces, pasó a ser más conocida por el nombre de Orden de Alcántara. Así que cuando pasees por sus calles, te trasladarás sin darte cuenta a la mismísima Edad Media.

    Cuando llegues a Alcántara, antes de dirigirte al casco urbano, ve a visitar su puente romano. Se terminó de construir hacia el siglo II bajo las directrices de Caius Iulius Lacer, fue declarado Monumento Nacional en 1924 y está considerado un emblema del municipio. Dedicado a Trajano, recorre una distancia de casi 200 metros de longitud, mide 8 metros de ancho y 71 metros de alto, incluido el arco.

    Si cruzas el puente encaminándote hacia la población, dejarás atrás, sobre las montañas, el convento del Sancti Espiritu y la ermita de la Encarnación o de las monjas comendadoras. Construido en estilo gótico en el siglo XV, fue el antiguo convento de los caballeros alcantarinos y posteriormente de las Monjas Comendadoras, rama femenina de la Orden de Caballería.

    Y un poquito antes de llegar al pueblo, te toparás con el Convento de San Bartolomé, que actualmente es una hospedería, pero antes estuvo ocupado por los franciscanos hasta 1493 y fue una antigua fábrica de harinas a principios del siglo XX.

    Para cuando quieras alcanzar al casco urbano, ya será mediodía, así que la mejor opción es dejar las maletas y acercarse a un establecimiento tradicional para degustar un suculento plato de caza, de perdiz o conejo que son la especialidad, regado con un vino D.O Ribera del Guadiana. Para rematar, apuesta por los dulces caseros. Acertarás.

    Una vez repongas fuerzas, puedes continuar visitando la población. A lo largo de todo el recorrido, encontrarás muchas ermitas que visitar: la de Nuestra Señora de los Hitos, la Iglesia de Santiago, la de Nuestra Señora de las Angustias… Pero si hay una construcción destacada en el municipio son las casas señoriales y antiguos palacios que lo salpican. Puedes ver las de los Bernáldez, Villarroel, Reina y Domínguez, entre otras. Y entérate bien, porque hay algunas que se pueden visitar por dentro. Verás el horario en sus puertas, y si no te cuadra, apúntalo para volver en otro momento.

    Una vez metido en faena, empieza las visitas vespertinas por el Conventual de San Benito, otro de los monumentos más emblemáticos de esta localidad. Fue levantado por la orden de Alcántara sobre una anterior fortaleza árabe para usarlo de casa matriz. Merece la pena acercarse aunque tan sólo sea por ver el atractivo claustro gótico de Pedro de Larrea. Por cierto, que hoy en día, en el espacio que antiguamente ocupó la huerta del convento, se ha construido un auditorio que cada mes de agosto alberga el famoso Festival de Teatro Clásico de Alcántara, una cita que no deberías perderte. Por las noches se representan las obras de teatro clásicas por excelencia y, durante el día, se realizan muchísimas actividades paralelas al certamen: talleres para adultos y niños, mesas redondas, exposiciones, pasacalles, etc.

    Tampoco debe faltar en tu itinerario la Iglesia de Nuestra Señora de Almocóvar, una de las pocas de estilo románico o progótico de Extremadura. En ella hallarás el sepulcro de Comendador Antonio Bravo de Jerez, unas bellísimas tablas del pintor Luis de Morales y un Cristo Yacente de Martínez Montañés.

    Acércate también a la iglesia de San Pedro de Alcántara que se erigió en honor a Juan Garabito Vilela, más conocido como Fray Pedro de Alcántara una vez entró en la orden franciscana. Sus retablos barrocos te gustarán.

    No hay nada como disfrutar de un amanecer en plena naturaleza. Si madrugas, podrás ver salir el sol en el Parque Natural Tajo Internacional, una zona agreste con más de 25.000 hectáreas de bosque y matorral y con grandes extensiones de dehesa en un área en la que predomina la serranía. Hoy toca día de campo para disfrutar de la Naturaleza, porque los alrededores de Alcántara te atraparán. Este espaciol es un gran enclave faunístico para el águila imperial, el lince, el lobo o la cigüeña negra, entre otras especies animales. De hecho, ha sido declarado Parque Natural además de ZEPA.

    Podrás conocer este entorno en profundidad participando en la ruta “Puente romano de Alcántara” cuya salida está fijada en el propio puente, además podrás obtener más información acerca de todo lo que el parque puede ofrecerte, acercándote al centro de interpretación “ Parque Natural”.

    Allí, en el Parque Natural Tajo Internacional puedes realizar un sinfín de actividades que van desde montar a caballo, bajar el cauce del Tajo en kayak, realizar diversas rutas de senderismo como la que lleva al conjunto Megalítico de Valencia de Alcántara formado por más de 40 dólmenes y menhires, etc. Pasar el día en sintonía contigo mismo y la naturaleza hará que esta jornada queda grabada en tu mente para siempre.

  • Duración:
  • En un día
  • Temática:

    • Arte y cultura
    • Ocio
  1. Día 1
Alcántara, historia y naturaleza

a Alcántara, historia y naturaleza

Destino Turístico

Alcántara fue una ciudad señorial con un extenso patrimonio. A esto hay que añadir los parajes naturales que la rodean, valiosos y accesibles.

Localización:

Plaza de España, 1 Alcántara, Cáceres (Extremadura)

Parque Natural Tajo Internacional

b Parque Natural Tajo Internacional

Espacio Natural

El Parque Natural Tajo Internacional constituye uno de los últimos refugios de especies amenazadas ligadas al bosque mediterráneo. Biodiversidad de flora y fauna en estado puro.

Localización:

Parque Natural Tajo Internacional Varios municipios, Cáceres (Extremadura)