Mérida y Termas de Alange

Mérida y Termas de Alange

Estos enclaves te ofrecen la posibilidad de disfrutar de tu escapada sintiéndote como un auténtico soldado emérito de las legiones romanas.

  1. Explora
  2. Mérida y Termas de Alange

Mérida y Termas de Alange

Donde lo romano emerge a cada paso


  • Estos enclaves te ofrecen la posibilidad de disfrutar de tu escapada sintiéndote como un auténtico soldado emérito de las legiones romanas.

    Pasear por Mérida y su conjunto monumental te hará sumergir en la época dorada del Imperio Romano, una civilización cuya impronta está tan marcada en la ciudad que caminar por sus calles se convertirá en un recorrido por la historia, vida y costumbres de la antigua Emérita Augusta, capital de la Lusitania.

    El legado de arte y arquitectura de la ciudad y su entorno es tan amplio que le ha valido la declaración de conjunto histórico arqueológico y junto con las termas romanas de Alange, Patrimonio de la Humanidad. Por ello, si decides elegir Mérida para tu visita, sentirás que paseas por la historia del antiguo imperio romano.

    No deberías perderte el imponente Teatro Romano, que al igual que el Anfiteatro, es sin duda de visita obligada. Tienes la posibilidad de realizar visitas nocturnas al conjunto monumental de la mano de los arqueólogos del Consorcio de la ciudad monumental que te sorprenderán. En ambos espacios puedes hacerte a la idea de la dimensión que alcanzaba en épocas romanas los espectáculos públicos. En este marco se celebra actualmente el Festival Internacional de Teatro Clásico, evento cultural señero en la región, del que podrás disfrutar si nos visitas en verano.

    Un paseo por la ciudad que comenzará visitando los monumentos y rincones más emblemáticos de la ciudad, como el majestuoso Templo de Diana, sentarte a contemplarlo no te dejará indiferente. De noche y bajo un cielo estrellado, la estampa que te llevarás será única.

    Continuando nuestro recorrido por el centro de la ciudad pasaremos por el foro municipal hasta llegar al arco de Trajano; en cuya plaza disfrutarás de un ambiente relajado y de una buena copa de vino extremeño.

    Muy cerquita podéis transitar y hacer compras por la calle Santa Eulalia, la más comercial de la capital extremeña, o disfrutar en la colorida Plaza de España de espacios con sabor y encanto.

    Conocer cómo vivían los antiguos veteranos de las legiones también es posible si te acercas a la Casa del Mitreo. Junto a ella podrás contemplar una antigua área funeraria, un recorrido por las costumbres que te llevará al área arqueológica de Morería.

    En este punto de la ciudad, y si es a media tarde, puedes adentrarte en el mundo árabe y es que Mérida es mucho más que romano. La alcazaba árabe no sólo guarda entre sus murallas tesoros como un aljibe con restos visigodos, sino también rincones como el Jardín de las Antigüedades desde donde puedes observar el esplendor de esta fortaleza.

    Un enclave privilegiado en la ciudad que además nos ofrece vistas inmejorables desde su muralla; respira aire puro y, cámara en mano, plasma una imagen única de la ciudad, la grandiosidad del Puente Romano y la modernidad del reconocido Puente Lusitania, obra del afamado Santiago Calatrava.

    Si estas vistas te saben a poco, baja a la Isla del Guadiana, el pulmón verde de Mérida, donde podrás disfrutar de un relajado paseo. Aunque debes saber que este río dicen que habita la dama blanca del Guadiana, quien en las noches de luna llena, tal y como recoge la leyenda, esta bella mujer de blancos ropajes, flotando sobre el agua y musitando una bella melodía, busca hombres a los que ahogar en las profundidades del río.

    Continuamos nuestra escapada amaneciendo en el paseo del río Albarregas, donde podrás disfrutar de una imagen inolvidable ya que te fascinará una de las obras de ingeniería romana más impactante de la península como es el acueducto de los Milagros.

    Una mañana que completaremos visitando el Museo Nacional de Arte Romano, espacio que alberga la colección más importante de España en arte romano, un edificio que te hará perderte en la historia y la cultura del imperio romano, un enclave diseñado por Rafael Moneo y cuya arquitectura y estética te dejará impactado.

    Y nada mejor que finalizar la jornada disfrutando en las termas romanas de Alange, que forman parte del conjunto arqueológico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993. Un espacio singular cuyas aguas medicinales te reconfortarán hasta sentirte como un auténtico emperador romano.

  • Distancia:
    30 km
    Duración:
  • En un fin de semana
  • Temática:

    • Arte y cultura
    • Destinos
    • Espacios naturales
    • Ocio
  1. Día 1
  2. Día 2
Conjunto romano de Mérida

a Conjunto romano de Mérida

Monumento

La cantidad y calidad de los monumentos romanos de Mérida, reflejan cómo era la vida en una capital de provincia del Imperio.

Localización:

Conjunto romano de Mérida Mérida/ Alange, Badajoz (Extremadura)

Más sugerencias