1. Noticias
  2. Lista de noticia
  3. El turista que visita Extremadura viene para descansar y destaca sobre todo la amabilidad de su gente

El turista que visita Extremadura viene para descansar y destaca sobre todo la amabilidad de su gente

Prensa 

El perfil del turista tipo que visita Extremadura responde al de un adulto de entre 30 y 50 años, de origen nacional, sobre todo de Madrid, que viaja en pareja, que prefiere pernoctar en hoteles convencionales antes que en casas rurales o campings y que elige Extremadura bien como lugar de vacaciones, bien como espacio para descansar o bien para hacer una ruta de fin de semana. Una vez concluida su estancia en Extremadura, ese turista se lleva una buena impresión de su viaje en el que valora sobre todo la amabilidad en los eventos que visitan (amabilidad de la gente, policía local, personal de oficinas de turismo), así como la limpieza y profesionalidad en establecimientos turísticos.

Son datos del Observatorio Turístico de Extremadura, incluidos en el Anuario de Turismo 2014, que permiten trazar un retrato robot del turista que visita Extremadura y conocer los lugares que más le atraen a la hora de organizar su viaje.

El estudio se realizó analizando los ocho puentes laborales de 2014 y con información recopilada en 300 establecimientos turísticos de la región así como con datos de la red de oficinas de turismo y permite conocer cuestiones como la motivación de los turistas, el tipo de alojamiento que han escogido así como los lugares que han visitado y a los que tienen previsto acudir.

Durante 2014 el territorio extremeño recibió 1.772.525 viajeros, de los que un 58,21% optó por la provincia de Cáceres frente al 41,79% que eligió la provincia de Badajoz. La estancia media de los viajeros en los alojamientos extremeños fue de 1,76 días.

La zona más visitada fue la ciudad de Cáceres según manifestó el 40,7% de los turistas entrevistados por el Observatorio Turístico de Extremadura para conocer los lugares más frecuentados por los viajeros durante su visita a la región. A Cáceres le sigue muy de cerca por Mérida con un 39,2%, y por Plasencia y Trujillo con un 32,3% y un 30,6%. En cuanto a espacios naturales se lleva la palma el parque Nacional de Monfragüe con un 20,3%.  El resto de espacios naturales fue mucho menos frecuentado por los turistas.

Por zonas turísticas destaca especialmente la zona norte de Cáceres con los Valles del Jerte, la Vera y el Ambroz, que son las que mayor porcentaje de visitas reflejan, seguidas de otras dos que también registraron cifras apreciables como son el Valle del Ambroz y la comarca de las Hurdes. Por su parte, las dos zonas turísticas pacenses más visitadas fueron las de Tierra de Barros-Zafra-Río Bodión y la de La Serena-La Siberia.

EXTREMADURA Y EL DESCANSO

Llama la atención que la principal motivación del turista a la hora de elegir Extremadura como destino es su identificación como lugar de descanso, de relax y para estar en contacto con la naturaleza, algo que coincide con la nueva tendencia del turismo conocido como ‘turismo slow’, una alternativa para viajar a los lugares y conocerlos sin prisas pero en profundidad. Más del 57% de los turistas que eligen Extremadura reconocen hacerlo para descansar y como lugar para el relax.

Las otras motivaciones coinciden con las tres estrategias diseñadas por el Gobierno de Extremadura: un 43% afirma venir para conocer el patrimonio histórico-artístico; un 28% viene para conocer los espacios naturales; y un 21% viene atraído por la gastronomía extremeña.

En el caso de los espacios naturales hay mucha fluctuación dependiendo del periodo del año analizado y de la climatología, así por ejemplo en la Semana Santa de 2014 uno de cada tres turistas que vino a Extremadura lo hizo con intención de disfrutar de la naturaleza, lo que supone un 33%. En el caso del turismo gastronómico destaca la subida que ha experimentado en los últimos años, (antes no superaba el 10 o 12%), hasta el punto que en periodos concretos casi supera al turismo de naturaleza.

Por lo que se refiere a la procedencia de los turistas destaca especialmente Madrid, que es el mercado natural de Extremadura con un 25 o 30% de visitantes procedentes de esa comunidad. Le sigue Andalucía, especialmente con turistas procedentes de su capital, Sevilla.

Otro dato que llama la atención en este apartado, y al analizar la procedencia del turismo internacional, es la escasa presencia de visitantes del país vecino, Portugal, que, a pesar de la proximidad, en determinados periodos del año analizados son superados por turistas procedentes de Francia y Alemania, países mucho más alejados pero que sin embargo aportan más viajeros que Portugal.

En el apartado de alojamientos, el turista que visita Extremadura se decanta por los hoteles de cuatro y cinco estrellas por su mayor comodidad, seguido de los hoteles de una a tres estrellas y de las casas y apartamentos rurales, y de los camping. En este caso también se producen fluctuaciones importantes dependiendo de las diferentes épocas del año y así en periodos como la Semana Santa se produce una importante ocupación de casas y apartamentos rurales, más que en los hoteles.

GASTO TURÍSTICO

Al analizar el gasto turístico se observa que el mayor gasto está en el alojamiento con 46 euros por persona y día, seguido de la restauración con 36 euros por día, las compras de souvenirs con 28 euros por día, y el ocio con 23 euros por día. Sumando todo el gasto medio del turista que visita Extremadura está entre 130 y 135 euros, un dato que también fluctúa teniendo en cuenta la época del año y el evento al que asiste.

Si a la hora de destacar los datos positivos el viajero subraya la amabilidad de los extremeños en todos los eventos que visita así como la buena atención en las oficinas de turismo, en el apartado contrario hay una serie de temas recurrentes sobre los que reclaman algunas mejoras. Es el caso de la señalización turística de determinadas zonas, una mayor promoción de otros recursos turísticos menos conocidos, y el horario de visitas a monumentos que piden ampliar para facilitar las visitas.