1. Noticias
  2. Lista de noticia
  3. La excavación del pozo del perístilo del Teatro Romano, Proyecto Mecenas 2014 en Mérida

La excavación del pozo del perístilo del Teatro Romano, Proyecto Mecenas 2014 en Mérida

Prensa 

Los socios de la Tarjeta Mecenas del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida han decidido que el proyecto que se acometa durante 2014 con sus aportaciones sea la excavación del pozo situado en el peristilo del Teatro Romano.

Esta propuesta ha recibido 272 de los 403 votos válidos emitidos, el 68 por ciento, mientras que la reproducción del conjunto escultórico del Aula sacra del Teatro Romano, cuyos originales están en el Museo Nacional de Arte Romano, ha obtenido 101 apoyos, el 25 por ciento.

Finalmente, la tercera opción, la musealización de la Sala de Firmas del Teatro Romano sólo ha logrado 30 votos, el 7 por ciento.

Los Mecenas del Consorcio de Mérida han tenido un mes, entre el 12 de febrero y el 12 de marzo, para poder elegir entre las tres propuestas planteadas aquella que más les convencía. La mayoría de los participantes han votado por correo electrónico, aunque el recuento de los votos, incluidos los llegados por correo postal, no se ha realizado hasta hoy.

Las tres alternativas de este año se ubican en el recinto monumental del Teatro y Anfiteatro, al coincidir 2014 con el bimilenario de la muerte del emperador Octavio Augusto, fundador de Augusta Emerita, y con la sexagésima edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

PROYECTO GANADOR

El proyecto elegido, la excavación del pozo situado en el peristilo del Teatro Romano, pretende recuperar completamente este elemento hidráulico, que servía para el riego de los jardines del citado espacio, con lo que podría volver a utilizarse para el mismo fin.

Además, esta intervención arqueológica permitiría encontrar las posibles piezas, de tipo escultórico y epigráfico, que pudieran haber sido arrojadas en su interior durante la convulsa etapa que se inició en los albores del siglo V. d.C.

El Programa Mecenas, nacido en 2002 y con casi 1.100 socios, se basa en la colaboración de particulares y empresas, que realizan una aportación anual de 30 euros, para que puedan llevarse a cabo actuaciones de conservación y puesta en valor en espacios arqueológicos de la ciudad, de hecho son ya nueve los enclaves que se han beneficiado de esta iniciativa.

Galería: