Destinos 

Red de comunicaciones de Extremadura

Por tierra o por aire, toma nota de las opciones que tienes para llegar a Extremadura.

  1. Organiza tu Viaje
  2. Cómo llegar y moverse
  3. Reportaje

Cómo llegar y moverse

Por tierra o por aire, toma nota de las opciones que tienes para llegar a Extremadura.

La Comunidad Autónoma de Extremadura se encuentra situada en  la zona suroeste de la Península Ibérica y está formada por las dos provincias más extensas de España: Cáceres y Badajoz. Si te has planeado pasar unos días haciendo turismo en esta tierra, te interesará conocer la red de comunicaciones de la que dispone.

Si llegas a Extremadura en avión,  aterrizarás en  el aeropuerto de Badajoz, el único de la región, situado en el término municipal de Talavera la Real, a 14 kilómetros de la capital pacense. Desde allí se realizan vuelos regulares  a Madrid y Barcelona, así como a otras ciudades en épocas concretas del año. Dispone de una zona comercial, oficinas de alquiler de coches,  aparcamiento público gratuito las 24 horas y parada de taxis.

Si prefieres viajar en tren, la red de trenes Renfe Media Distancia presta el servicio de transporte de viajeros por ferrocarril en Extremadura y comunica esta comunidad con las de Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid. Encontrarás líneas de Renfe de Mérida a Sevilla; la que une Badajoz, Cáceres y Madrid; otra que hace el recorrido Badajoz, Mérida, Ciudad Real, Madrid, y la que une Zafra con Huelva.

Por carretera tienes más opciones. Y es que Extremadura cuenta con una extensa y tupida red de carreteras muy eficientes. El territorio se vertebra a través de dos grandes vías de comunicación: la autovía A-5 y la autovía A-66. La A-5 (antigua NV) recorre la región de este a oeste y conecta Madrid y Lisboa, pasando por Navalmoral de la Mata, Trujillo, Miajadas, Mérida y Badajoz. Por su parte, la A-66 discurre en dirección norte-sur. Parte de Gijón y termina en Sevilla, atravesando las provincias de Cáceres y Badajoz en  su recorrido.  El tramo extremeño pasa por Plasencia, Cáceres, Mérida, Almendralejo, Villafranca de los Barros y cerca de Zafra. La A-66 fue construida en gran parte sobre la antigua N-630, de la que algunos tramos siguen en uso.

Existen además otras autovías que conectan poblaciones importantes entres sí: la A-58, autovía estatal que une Trujillo y Cáceres;  la autovía autonómica EX-A1 de Navalmoral de la Mata a Plasencia y Coria, que se ampliará hasta llegar a  Portugal; y la autovía autonómica EX-A2, que comunica Don Benito y Villanueva de la Serena con Miajadas. Además, hay otra serie de carreteras nacionales y autonómicas que distribuyen el tráfico por toda la región y hacia otras comunidades autónomas y el vecino Portugal: La N-110 va de Plasencia a Ávila; la N-502 baja de Talavera de la Reina (Toledo) a Córdoba, pasando por el extremo oriental de la provincia de Badajoz; la N-430 une Badajoz capital con la Comunidad Valenciana conectando con la autovía A-43; por la  N-432 puedes llegar a Badajoz capital desde Granada y por la N-521 se puede viajar desde Cáceres ciudad hasta la frontera portuguesa. 

Existen estaciones de autobús en todos los principales núcleos de ambas provincias extremeñas, desde las que se establece una total comunicación entre comarcas, capitales de provincia y las principales ciudades de comunidades autónomas limítrofes. Además, en las principales ciudades extremeñas existen líneas urbanas de autobús.

Si te gusta moverte en bicicleta por las ciudades, algunas de ellas cuentan con sistemas de préstamo. Puedes informarte en las oficinas de turismo respectivas.

 

Te puede interesar