Espacios naturales 

Las ZEPA urbanas en Extremadura

La Comunidad Autónoma de Extremadura es un paraíso ornitológico en toda regla, no en vano son numerosas las ZEPA declaradas como tal a lo largo y ancho de la región. El valor ambiental y ornitológico de Extremadura es especialmente patente en muchas localidades de la región, llegando a convertirse en excelentes lugares para la observación de aves.

  1. Ven a Extremadura
  2. Las ZEPA urbanas en Extremadura

Extremadura es la única región europea con ZEPA en edificios de núcleos urbanos.

La Comunidad Autónoma de Extremadura es un paraíso ornitológico en toda regla, no en vano son numerosas las ZEPA declaradas como tal a lo largo y ancho de la región. El valor ambiental y ornitológico de Extremadura es especialmente patente en muchas localidades de la región, llegando a convertirse en excelentes lugares para la observación de aves.

Extremadura es de las pocas regiones europeas con Zonas de Especial Protección de Aves en sus núcleos urbanos y la única región europea con ZEPA exclusivamente en edificios de cascos urbanos. Sin ir más lejos, 23 son las ZEPA urbanas y periurbanas declaradas en la región.Y es que muchos de los lugares históricos y emblemáticos de poblaciones extremeñas son elegidos por cientos de aves para nidificar. Claro ejemplo es el del cernícalo primilla, y es que de las 3750 parejas censadas en la región, el 67% vive en colonias ubicadas en pueblos y ciudades.

Cáceres, Trujillo, Almendralejo, Brozas, Belvís de Monroy, Fuente de Cantos, Garrovillas, Guareña, Ribera del Fresno, San Vicente de Alcántara, Saucedilla y Jaraíz de La Vera, son algunos de los municipios donde habitan colonías de cernícalo. Y es que ornitología y patrimonio se dan la mano en Extremadura, basta con mirar al bello cielo de las ciudades extremeñas para observar el vuelo de algunas especies de gran valor, como el cernícalo primilla o la cigüeña blanca, cuyos enormes nidos en lo alto de los campanarios de las iglesias de Extremadura constituyen una de las imágenes más representativas de la región, evidenciando la íntima convivencia de las aves y el hombre en este territorio.

Llerena, Zafra y los tramos urbanos del río Guadiana a su paso por Mérida y Badajoz también constituyen espacios de especial protección para las aves.

Espacios, todos ellos, que convierten a Extremadura en un paraíso para los amantes de la ornitología.

Más información en www.birdinginextremadura.com

Galería: