Gastronomía 

Los vinos en Extremadura

Los vinos extremeños son si duda el complemento estrella de una gastronomía singular.

  1. Ven a Extremadura
  2. Los vinos en Extremadura

Caldos con calidad certificada

Los vinos extremeños son si duda el complemento estrella de una gastronomía singular.

Los caldos extremeños, blancos, rosados, tintos e incluso cavas se producen principalmente en Badajoz, por ser la provincia con mayor concentración de viñedos. Extremadura en su conjunto es una de las primeras regiones productoras de vino de España.

Los vinos tintos extremeños se producen en su mayoría con uvas de las variedades Tempranillo, Merlot, Garnacha tintorera, Garnacha tinta, Cabernet sauvignon y Syrah. Para los blancos, en cambio, se prefieren las variedades Cayetana, Pardina, Macabeo, Alarije, Eva o Beba, Montúa y Pedro Ximénez, aunque también se suelen utilizar en menos cantidad las variedades Chardonnay, Cigüente, Malvar y Sauvignon blanc.

Con todas ellas se elaboran los caldos extremeños, muy bien considerados por las guías de vinos más reconocidas del país.

Los que más pujantes son los vinos D.O. Ribera del Guadiana, que  se elaboran en Cañamero, Montánchez, Ribera Alta, Tierra de Barros y Matanegra. Pero los cavas de Extremadura, también D. O. Y es que Extremadura es una de las siete regiones españolas con plena capacidad legal para dedicarse a la producción de este tipo de vino espumoso. Es concretamente en Almendralejo, que ya se conoce como ciudad del cava, donde se producen desde 1983.

Además, otros caldos destacados de Extremadura son los de vinos de los pagos, los vinos de la tierra y, por supuesto, los de pitarra. Son vinos elaborados en bodegas familiares de manera artesanal y que suelen guardarse en tinajas de barro. Actualmente se elaboran sobre todo en las comarcas de Las Villuercas, en Tierra de Barros, en Sierra de Montánchez y Sierra de Gata. Estos vinos maridan fenomenal con un buen plato de migas, frite o caldereta. Si tienes la oportunidad, no dejes de probarlos, merece la pena.

Si te atrae todo lo que tiene que ver con la enología, tienes que de venir a Extremadura. Porque además de las más de las muchas bodegas que puedes visitar en la región, que en su gran mayoría ofrecen cursos de cata, puedes acercarte al Museo de las Ciencias del Vino de Almendralejo, participar en el Salón del Vino y la Aceituna, vivir la Fiesta de la Vendimia, en Villafranca de los Barros, declarada de Interés Turístico de Extremadura; o prepararte una escapada de fin de semana para recorrer la Ruta del Vino Ribera del Guadiana. ¿Te lo vas a perder?

Galería:

Te puede interesar