Festival Womad de Cáceres

Viajeros 

Después de dos años de ausencia, a causa de la pandemia, vuelve el Womad a Cáceres. Y lo hace en un año muy especial, ya que en este 2022 se cumplen treinta años de su primera edición, de ahí el lema “30 años juntos”.

Durante cuatro días, desde el 5 al 8 de mayo, la amplia Plaza Mayor y la acogedora Plaza de San Jorge de Cáceres mostrarán las propuestas de 27 artistas de 16 países diferentes, de manera totalmente gratuita. Ambos escenarios recogerán la multiplicidad de voces de un mundo comprometido y reivindicativo, especialmente entre las mujeres, cuya fuerza y valor quiere resaltar este año el festival.

En la muestra musical, como es habitual, habrá una buena representación local y será bien variada. Tendremos música urbana de la mano de Shoul & Libra Loggia. Rumba cacereña con Darío González. Americana con Rui Díaz & La Banda Imposible. Punk-folk con Los Niños de los Ojos Rojos. Afrocuban con Pacombo Latino. Y reggae con Cool Up & The Sherlock Horns.

Mismo eclecticismo en el ámbito nacional con el folk contemporáneo del dúo femenino vocal Tarta Relena. La música electrónica, urbana y pop de la mordaz “percu-autora” Virginia Rodrigo. Y la folktrónica del recientemente premiado Baiuca.

En el apartado internacional destaca la presencia africana. Empezando por la cantante, percusionista, bailarina y compositora marfileña Dobet Gnahoré. Siguiendo por los malienses Songhoy Blues, con un directo arrollador. El soul-afrofunk de J.P. Bimeni & The Black Belts desde Burundi. Y el impresionante, abierto y cambiante proyecto de Les Amazones d’Afrique, que en 2005 iniciaron grandes divas africanas, pero que han ido variando según la ocasión, aunque mantiene un objetivo común: la lucha por la igualdad de género.

El resto de nombres se completa con los italianos Canzoniere Grecanico Salentino, maestros de la pizzica, que mezclan exquisitez y locura en sus directos. El singular Theon Cross desde Reino Unido, capaz de convertir la tuba en el instrumento solista de la banda y que conocemos bien por su participación en los prestigiosos Sons Of Kemet. La inquieta y activista chilena Ana Tijoux, certeza de éxito. La también “rebelde” cantante y actriz Liraz, nacida en Israel pero de ascendencia iraní, posiblemente será una de las agradables sorpresas del festival con su electro-pop con especies persas. Quizás menos conocidos, pero igual de interesantes, Ayom por su delicadeza y swing al tratar las músicas folclóricas de Brasil, Angola y Cabo Verde. Y por último el dúo francés-marroquí de Taxi Kebab que revolucionará el festival con su mezcla oscura de electrónica y músicas de raíz norteafricana.

Un festival único en su género que como pocos mantiene la esencia desde su origen, mostrar la diversidad cultural como un símbolo de riqueza. Al mismo tiempo de esos atractivos conciertos, el festival pone en relieve que su apuesta cultural no solo se circunscribe a la música, sino que es más amplia. A destacar los interesantes talleres culturales y musicales infantiles y de adultos. El ciclo de cine con la música como protagonista. La muestra gastronómica y de artesanía de diferentes países. Los encuentros literario-musicales que titulan como Mundo de Palabras, con conferencias y talleres de narrativa y poesía. O los vistosos pasacalles. Además, las ONG tendrán un espacio exclusivo para ellas.

La vuelta a la normalidad pasa por Cáceres, difícil no acudir a su cita.

Fuente: Mondo Sonoro

Información relacionada

  1. Cáceres

Galería: