Espacios naturales 

Parajes Naturales

Tres Reservas de la Biosfera, un Geoparque y decenas de espacios protegidos que no dejarán de sorprendente.

Diversidad de paisajes

Tres Reservas de la Biosfera, un Geoparque y decenas de espacios protegidos que no dejarán de sorprendente.

Extremadura cuenta con tres espacios naturales nombrados por la UNESCO con la denominación de Reserva de la Biosfera: el Parque Nacional de Monfragüe, el Parque Natural Tajo Internacional y La Siberia. Además de estos tres parajes naturales, el Geoparque Mundial UNESCO Villuercas-Ibores-Jara es otra de las zonas de gran importancia en la región, gracias al extraordinario patrimonio geológico que posee. 

También merece la pena destacar el Parque Natural de Cornalvo, que alberga el embalse romano más antiguo, mejor conservado y en funcionamiento de toda Europa. Además de las numerosas reservas y monumentos naturales, paisajes protegidos, corredores ecológicos y de biodiversidad, zonas de especial protección para las aves y un largo etcétera de espacios naturales protegidos que no dejarán de sorprenderte. Entre todos ellos, destacan la impresionante Reserva Natural Garganta de los Infiernos, en el Valle del Jerte; el Monumento Natural de Los Barruecos, en Malpartida de Cáceres; y el Paisaje Protegido Monte Valcorchero, en Plasencia.

Pero, sin duda, una de las señas de identidad de nuestro patrimonio natural es la dehesa. Un bosque de encinas, alcornoques y otras especies que constituyen un verdadero paraíso ecológico con cerca de un millón de hectáreas de extensión, que representan uno de los ecosistemas mejor conservados de Europa. 

Además, encontrarás piscinas naturales y gargantas en paisajes de ensueño, dos banderas azules en la playa de Orellana y la playa de Cheles... Una región con más de 50 zonas de baño naturales y 1500 km de costa interior, algo que nos hace únicos en Europa occidental.

Extremadura te ofrece un amplio abanico de posibilidades sobre turismo activo en distintas zonas de la región. Ven a disfrutar de las vías verdes, camina por las rutas senderistas, descubre el paisaje con tu BTT, sobrevuela en parapente nuestras dehesas, realiza las actividades acuáticas en nuestros pantanos o contempla el atardecer a lomos de un caballo realizando una de las innumerables rutas.

Si además de amante de la naturaleza también lo eres de la observación de aves, estás de enhorabuena porque la situación estratégica de Extremadura la convierte en un destino ornitológico de primer nivel, gracias a la gran cantidad de hábitats que posee y a la situación dentro de las rutas migratorias de gran cantidad de aves, donde se pueden observar a lo largo de todo el año más de 340 especies distintas. De hecho, más del 75% del territorio extremeño ha sido incluido dentro del inventario de Áreas importantes para las Aves de España.

Y cuando llega la noche, Extremadura tiene un paisaje celeste como en pocos lugares del planeta. La ausencia de contaminación lumínica, el buen clima, con una gran parte de los días sin nubes y la buena accesibilidad, hacen de la región un paraíso para los aficionados a la astronomía, pero también para todos aquellos que quieren iniciarse en la contemplación del cielo y el descubrimiento de las maravillas del firmamento.

Galería:

Te puede interesar