Destinos 

Valle del Jerte y La Vera

Una de las zonas más ricas en vegetación, que en primavera alcanza su máximo esplendor. Un regalo para todos los sentidos que te cautivará.

  1. Qué hacer
  2. Valle del Jerte y La Vera

El espectáculo de la primavera y la riqueza del agua.

Una de las zonas más ricas en vegetación, que en primavera alcanza su máximo esplendor. Un regalo para todos los sentidos que te cautivará.

La Vera

No fue casualidad que el  emperador Carlos V eligiera el Monasterio de Yuste, ubicado en Cuacos de Yuste, como refugio de sus últimos días. La perfecta armonía en que conviven la naturaleza y el hombre, hacen de él un remanso de paz. Si te gusta caminar y admirar el paisaje, podrás disfrutar con las variadas rutas senderistas, como la Ruta de Carlos V, en la que seguirás los pasos del emperador en su viaje hacia el Monasterio de Yuste por gargantas y collados con un encanto especial.

El patrimonio y la riqueza cultural de La Vera son notables, de hecho, varias  localidades de la comarca han sido declaradas Conjuntos Histórico-Artísticos como Pasarón de la Vera, Cuacos de Yuste, Garganta la Olla, Valverde de la Vera y Villanueva de la Vera; donde podrás evocar momentos del pasado en un verdadero museo abierto.

El pimiento de La Vera ocupa un lugar privilegiado en la gastronomía de la comarca. Desecado y molido hasta obtener el pimentón, con Denominación de Origen propia, se ha configurado como un elemento esencial de la cocina tradicional extremeña. Si quieres conocer más sobre el “Oro rojo” no te puedes perder el Museo del Pimentón en Jaraíz de la Vera.

Discurriendo por la localidad de Madrigal de la Vera, la Garganta de Alardos es una de las imágenes más típicas de la comarca. Además piscinas naturales, arroyos, cascadas y charcas se convertirán en tus mejores aliados para refrescarte en la época estival y conectar con  la naturaleza. Así, espacios como el Lago de Jaraíz, en Jaraíz de la Vera, la garganta de Cuartos en Losar de la Vera o la de Gualtaminos en Villanueva, son de visita obligada en la zona de La Vera si quieres pasar un buen rato.

Web de turismo de La Vera: https://destinolavera.es/

El Valle del Jerte

También conocido como Valle Cereza, ya que la  cereza del Jerte, es el elemento más representativo del Valle del Jerte. De gran calidad y fama internacional cuenta con una Denominación de Origen propia que la ha convertido en un fruto codiciado por gourmets del mundo entero. De hecho, son los árboles y el manto blanco que forman sus flores los protagonistas de una Fiesta de Interés Turístico Nacional: la fiesta del cerezo en flor. Un espectáculo visual inigualable que anuncia la llegada de la primavera.

La reserva natural Garganta de los Infiernos es un claro ejemplo de cómo el agua protagoniza el paisaje del lugar, cobrando vida por arroyos, cascadas y piscinas naturales hasta llegar a crear un verdadero paraíso natural. En ella podrás disfrutar de un refrescante chapuzón en sus numerosas zonas de baño, como en las marmitas de gigante de la zona conocida como Los Pilones, grandes pozas excavadas por la erosión del agua, o en el Chorrero de la Virgen, una impresionante cascada.

Hay multitud de miradores en los que maravillarse con el paisaje del Valle del Jerte, uno de ellos es el Mirador de la memoria, donde además de observar las inmensas vistas del valle y la Sierra de Tormantos destacan las  melancólicas esculturas en memoria de los olvidados.

Para aquellos que les gusta experimentar las dos ruedas, el Centro BTT del Valle del Jerte es la mejor alternativa para conocer en profundidad el valle, puesto que cuenta con más de 160 kilómetros de senderos balizados repartidos en 6 rutas perfectamente señalizadas de diferente dificultad, como la del Cordel del Valle , la del Monte Reboldo o la de los Pinos de Tornavacas.

Si te gusta el senderismo, la Ruta por la Alta Extremadura pondrá a prueba tu resistencia con subidas como la del Alto de Castifrío, que además ofrece un paisaje glacial de singular belleza.

Y si disfrutas con las emociones fuertes, actividades como el barranquismo satisfarán tus necesidades de adrenalina a cada momento especialmente en el barranco de Los Papúos, con sus rápeles, saltos, pozas y toboganes, hacen de él, el descenso más completo y divertido de la zona.

 Además, gargantas como las de Las Nogaledas o la de Hoyos y barrancos como el del Chorro de la Ventera, Vadillo, Arbillas o la Hoz, con diversas dificultades, divertirán tanto a los más experimentados como a los que se acercan por primera vez a esta práctica. Igualmente emocionantes son las experiencias con el parapente o la escalada, especialmente recomendables en otoño o primavera.

Portal oficial de turismo del Valle del Jerte: https://www.turismovalledeljerte.com/

Si visitas estas comarcas del norte cacereño, acércate a Plasencia, la conocida capital del Jerte.

Galería:

Te puede interesar