Destinos 

El verano brilla más en Extremadura

Extremadura te ofrece 1.500 km de costa dulce y más de 50 zonas de baño naturales, representando la mayor superficie de agua no salada de España.

  1. Ven a Extremadura
  2. El verano brilla más en Extremadura

El verano brilla más en Extremadura

Extremadura te ofrece 1.500 km de costa dulce y más de 50 zonas de baño naturales, representando la mayor superficie de agua no salada de España.

Con la llegada del verano, llegan también las terrazas, el aire libre… y el agua.

¿Qué te viene a la cabeza?… ¿Santorini? ¿Caribe? ¿Brasil?

Realmente, no necesitas el pasaporte para asegurarte unas vacaciones a orillas de un enclave excelente. Y es que Extremadura te ofrece 1.500 km de costa dulce y más de 50 zonas de baño naturales, representando la mayor superficie de agua no salada de España.

Acércate al Embalse de Orellana y descubre por qué su 'playa' fue designada la primera de agua dulce con bandera azul en todo el territorio nacional. O por qué la de Cheles ha sido la última en sumar esta distinción.

¿Se te queda corta la propuesta de arena y toalla? Agarra las botas y lánzate a por Las Hurdes, donde podrás vivir un lado mucho más salvaje de la naturaleza, en un escarbado entorno con aires de parajes nórdicos. Incluso puedes lanzarte al agua para retarla a contracorriente remo en mano.

Otras áreas húmedas de especial atractivo son el Valle del Jerte, la Sierra de Gata o La Vera (donde podrás encontrar diversas gargantas a lo largo de su recorrido).

Piscina natural

Si en cambio eres más de secano, puede que estés pensando más en otras opciones… ¿Una escapada cultural por Roma? ¿Una visita a Atenas?

Aunque no lo sepas, en Extremadura reposa gran parte del legado que levantó el Imperio Romano. Y como joya de la corona, el majestuoso Teatro de Mérida. Un lugar mágico que lleva cediendo su escenario cada verano desde 1933 al Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, o más recientemente, a artistas nacionales e internacionales de la esfera musical a través del festival Stone&Music.

Y cuando la música acaba, la cultura sigue. Porque a escasos 30 km de Mérida se encuentra, por ejemplo, el Sepulcro Prehistórico Huerta Montero. Un desconocido conjunto perteneciente a la Edad del Cobre y con la peculiaridad de haberse construido en el subsuelo a diferencia de la mayoría de las tumbas de esa época.

Huerta Montero

O el Convento de La Coria, en Trujillo, reconvertido hoy a museo focalizado en la representación de los vínculos entre Extremadura e Iberoamérica.

En verano, Extremadura muestra su cara más polivalente abriendo un abanico de atractivas propuestas. Descubrir cuáles conectan contigo solo depende de ti. Y es que a veces sorprende encontrarte todo lo que imaginas, donde no te lo imaginas…

Galería: